POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


domingo, 28 de octubre de 2012

Como la nieve (por Rosita Fasolís)


—¡Es lluvia...! —dijeron unos.
—¡Es nieve…! —dijeron otros.
—¡Es dulce…! —dijeron los niños que, como todos los niños del mundo, eran muy curiosos y se la habían llevado a la boca.

—¡Tiene gusto a frutilla! —dijeron unos.
—¡Tiene sabor a ananá! —dijeron otros.
—¡Es como chocolate blanco! —dijeron los niños que, como todos los niños del mundo, nunca se equivocan.

La verdad es que era nieve, nieve que caía en copos tenues, blanda, plena de mansedumbre. Nieve con sabor a helado de frutas, y a chocolate blanco.
Esa tarde de verano, pesada y caliente, el sol se había ocultado temprano detrás de un espeso colchón de nubes bajas.

—¡Tormenta de tierra! —habían dicho unos.
—¡Lluvia segura! —habían dicho otros.
—¡Haremos barquitos de papel! —dijeron los niños, que como todos los niños del mundo, solo pensaban en jugar.

Pero no había sido tormenta de tierra, ni lluvia de verano, ni los niños habían podido hacer navegar sus barquitos de papel. El pueblito serrano, escondido en el valle, se vio cubierto, en la plácida media tarde de enero, por inesperados copos de nieve. Nieve, nieve espesa, nieve blanca, nieve pura… pero con sabor a frutas. Y a helado de chocolate blanco. Y que, además, no se derretía por el calor; por lo contrario, un agradable aire fresco se movía entre los copos, con reminiscencia de invierno.
El telegrafista de la oficina de correos quiso telegrafiar a todo el mundo el milagro que estaba sucediendo. Pero no pudo: algo andaba mal. Tampoco pudo utilizar otros medios: algo estaba fallando. “Debe ser por la nieve”,  pensaron. Y salieron a la puerta: no querían perder el espectáculo. La calle ya estaba tapizada por diez centímetros de blancura.
Hacia el ocaso, el pueblo era una fiesta. Chicos y grandes hicieron muñecos de nieve, jugaron con pelotas de nieve, comieron helados de nieve.

—¡Milagro! —decían unos.
—¡Ciencia! —decían otros.
—¡Juguemos! —decían los niños, con las bocas llenas de dulzura, como las bocas de todos los niños del mundo.
Al caer la tarde, el pueblo todo estaba blanco de blancura de nieve.

—¿Y si esto sigue? —preguntaron unos.
—¿Cómo saldremos de aquí? —preguntaron otros. 
—¡Que siga, que siga! —exclamaron los niños que, como todos los niños del mundo, pensaban solo en la maravilla del presente.

A la mañana siguiente, la nevada continuaba. Las sierras se desdibujaban en albas colinas distantes. El sol se manifestaba en una vaga claridad de límites azulados. Un frío seco y casi palpable se adhería a las cosas. Y ya era tarde… Era tarde para intentar salir del pueblo; era tarde para intentar salir de las casas. Por dos motivos: por los dos metros de nieve que ocultaron las calles y sellaron todas las puertas, y por una dulce somnolencia que se había filtrado en los cuerpos y en las mentes de todos los habitantes del pueblito serrano. En los animales, también…
      Tres semanas después llegaron los camiones. Enormes, con carrocerías blindadas. De ellos bajaron hombres que vestían trajes como los de los astronautas, aunque no lo eran. En sus cabezas portaban escafandras; espesos guantes cubrían sus manos, que empuñaban extraños aparatos. En la espalda cargaban tubos de limpio oxígeno. De los camiones bajaron, también, artefactos sofisticados, computadoras, cables, luces portátiles, pequeños transportadores, muchas cajas, muchas órdenes.

En las laderas de las sierras, en los techos de las casas, en las calles, en los jardines, podía observarse un manto muy blanco, como de blanca ceniza. Las casa, adentro, estaban vacías. De tanto en tanto podía verse un exiguo montoncito de ceniza gris.

—¡El Proyecto ha sido un éxito! —dijeron unos.
—¡Es el arma más rápida limpia, efectiva y eficaz! —dijeron otros.
—¡Es un día de gloria para nuestro Imperio! —exclamaron todos, al unísono.

Los niños, nada dijeron. Allí no había ningún niño que se pusiera a llorar.

A todos los niños del mundo que sufren la guerra.
In memorian a los niños que,
alguna vez,
rieron,  jugaron y lloraron
en Hiroshima
 y Nagasaki.

Del Libro de cuentos  “…Después”,
Primer Premio del Certamen Trienal de Narrativa “Alcides Greca”
de la Secretaría de Cultura de la Provincia de Santa Fe, 1988
Editorial Banco Bica, 1991

Mi mayor alegría con este cuento (lloré al escribirlo) fue que muchas escuelas lo utilizaron como texto; incluso hasta lo representaron. Me enviaron cartas… aún me conmuevo: soy esencialmente docente. Amo verdaderamente a los niños, detesto la guerra y las naciones y las personas que la provocan y realizan (R.F.)


(Argentina)

Rosita Fasolís nació en Rosario (Argentina), lugar donde reside actualmente. Por su obra literaria ha recibido numerosos premios, tanto a nivel local, nacional e internacional.
Aunque se define como “una docente”, es en verdad una genial narradora con un estilo siempre fresco, incisivo y atrapante.

    

viernes, 26 de octubre de 2012

Ganadores 8vo. Certamen Internacional de Poesía “JUAN ZORRILLA DE SAN MARTÍN” (2012)- MONTEVIDEO (Uruguay)


CLUB  DE  LEONES
MONTEVIDEO  INDEPENDENCIA

Ganadores del Concurso:
                                                                                                                            
Título         Seudónimo         Nombre                  Pais

PRIMER PREMIO

ÁLAMO DE CHERNOBYL  “Facundo”       Nelson Guerra   (Uruguay)


SEGUNDO PREMIO

 LA HUELLA DE LOS PATIOS    “Obrero”   Esteban Conde Choya     (España)


TERCER PREMIO

 EL  DÍA  DESPUÉS   “Caribeguer”    Elvira Sevillano Marco     (Argentina)
                                
___

MENCIONES

ABRAZO  ATEMPORAL  “Árbol talado” Alicia Cora Fernández  (Argentina)

HOMBRE  DE  FE       “Cirineo”    Sergio Gabriel Lizárraga     (Argentina)

LA CASA DEL OLVIDO   “Marihú”     Maria Ester Ferrando       (Argentina)

OLVIDO                  “Chuzig”     John Solís Rodríguez        (Ecuador)

AMOR  QUE  DUELE      “Unidad”       Graciela Ferreyra      (Argentina)

SIN  MÁCULA               “Juan”          Juan de la Maza        (España)

HABRÁ UN FINAL        “B.E.A”      Beatriz Chiabrera       (Argentina)   


CAPÍTULO  URUGUAY

-Para  autores residentes-

  PRIMER PREMIO

ÁLAMO DE CHERNOBYL    “Facundo”    Nelson Guerra            
 
 SEGUNDO PREMIO

SOLO OLVIDO     “Celeste”  Teresa Diaz Sanchez

 TERCER PREMIO

 UN  GUAROJ  CON  HISTORIA  “Estrella dorada”   Zulma Mastroianni


jueves, 25 de octubre de 2012

Ganadores Certamen Nacional de Poesía y Cuento Breve (Sáenz Peña- CHACO- Argentina)


POETAS NACIONALES PREMIADOS EN EL CERTAMEN LITERARIO NACIONAL
                                           PREMIOS
ü      Primer Premio:    Medalla De Oro, al poeta OSCAR HERRERA, de Las Rosas, Prov de Sta.Fe.
ü      Segundo Premio: Medalla De Plata, al poeta Guillermo Santos Ledri, de Gualeguaychu, Entre Rios
ü      Tercer Premio: Medalla De Bronce, al poeta  RAQUEL GRACIELA FERNANDEZ, de Villa Dominico, Avellaneda, Prov. De Buenos Aires
                                       Distinciones:
ü      Primera Distincion Medalla y Diploma, al poeta. ROMA JULIANA ROTELA, DE Sarandì, Prov. De Buenos Aires.
ü      Segunda Distincion Medalla y Diploma SUSANA ANGELICA ORDEN, de……
ü      Tercera Distincion  MIRTHA ESTHER DABOVE, Charata, Chaco.
                                   Distinciones Especiales
ü      Primera Distinciòn Especial. Medalla y Diploma al poeta ANIBAL ARIEL ARONA, de Campana, Provincia de Buenos Aires.
ü      Segunda Distinciòn Especial: Medalla y Diploma, al poeta MARIA ROSA RZEPKA, de Florencio Varela, Provincia de Buenos Aires.
                                        Menciones
ü      Primera Mencion Medalla y Diploma, al poeta MARIA ESTER FERRANDO, de Arroyo Dulce, Provincia de Buenos Aires
ü      Segunda Mencion: Medalla y Diploma. JORGE OMAR HERMIAGA, de Moreno, Provincia de Buenos Aires
ü      Tercera Menciòn Medalla y Diploma GISELA MARICEL DAPPEN HILLAIRET, de Paranà , Entre Ríos.
ü      Cuarta Menciòn Medalla y Diploma  DIGNA SABATÉ. De Pergamino, Provincia de Buenos Aires.

                                CUENTISTAS NACIONALES PREMIADOS
Medalla de Oro y Diploma al cuentista SUSANA CASTAÑARES, de Buenos Aires
Medalla de Plata, y Diploma  al cuentista NOLBERTO ANGEL MALACALZA, de San Nicolàs, Provincia de Buenos Aires.
Medalla de Bronce, y Diploma al cuentista OSCAR HERRERA, de Las Rosas, Prov. De Santa Fé.

                                               Distinciones
Primera Distincion medalla y Diploma  ALBERTO MARIO MARTINENA, de Venado Tuerto, Provincia de Sta.Fe.
Segunda Distincion Medalla y Diploma GRACIELA SUSANA GROVA, de Ramos Mejìa, Provincia de Buenos Aires.
                                                Menciones

Primera Mencion Medalla y Diploma ALBERTO ERNESTO FELDMAN, de Buenos Aires Capital de la Republica.
Segunda Mencion Medalla y Diploma EDUARDO ANIBAL SOLARI, de Haedo, Provincia de Buenos Aires.
Tercera Mencion Medalla y Diploma. JUAN MONZÒN, de Villa Angela, tercera ciudad de la Provincia del Chaco.
Cuarta Mencion Medalla y Diploma SEBASTIAN LEVCHUK, de Villa Angela, Chaco.
*********************************************************************************

                                                                              
               
    

martes, 23 de octubre de 2012

Ganadores del concurso literario y fotográfico 2012 (ASOCIACION CIVIL FAMILIA TRENTINA DE RAFAELA)


La Asociación Civil Familia Trentina de Rafaela comunica que los ganadores del concurso literario y fotográfico, realizado este año, sobre el tema: “La Tercera Edad”, resultaron los siguientes:
* Poesía
1er. PREMIO: “Molino viejo”  - Sara Isabel Juárez, San Francisco (Córdoba).

2do. PREMIO: "Con el otoño en la piel" -  Beatriz Chiabrera de Marchisone, Clucellas.

3er. PREMIO: "No mires" -  Edgar María de la Fuente, Suardi.

Mención Jurado: “Contemplación” -  Carolina García, Rafaela.

Mención Familia Trentina: “Cuando amanecen los horneros” -   Elbis Gilardi, Brinkmann (Córdoba).

* Prosa:
1er. PREMIO: “Memoria” -  Beatriz Chiabrera de Marchisone, Clucellas.

2do. PREMIO: “El visitante” -  Claudia Casabella, Rafaela.

3er. PREMIO: “La gota en el espejo” -  Nilda Gómez, Rafaela.

Mención Jurado: “El hombre de la bicicleta” -   Carolina García, Rafaela.

Mención Familia Trentina: “Paisaje”  - Laura Lucía Pilliez, Devoto (Córdoba).

* Concurso Fotográfico:
1er. PREMIO: “Huellas del tiempo” - Eva D’ Iorio, Rafaela.

2do. PREMIO: “Las chicas y la profe” - Silvia Ruffinengo, Rafaela.

3er. PREMIO: “En el boliche” -  Eva D’ Iorio, Rafaela.

1ra. Mención: “Compañero fiel” -  Raúl Osvaldo Fassi, Rafaela.

2da. Mención: “Tiempo de descanso” -  Eva D´iorio, Rafaela.

3ra. Mención: “Giusseppe” -  Daniel Scoccia, Bella Italia.

4ta. Mención: “Decidiendo” -  Raúl Osvaldo Fassi, Rafaela.

5ta. Mención: “Oración” -  Margarita Silvia Echagüe, Devoto (Córdoba).

La Asociación, agradece a todos los que participaron, felicita por supuesto a todos los premiados, y agradece especialmente al destacado Jurado de la parte literaria: profesores Liana Friedrich, Susana de Gambaudo, Enry Milessi y de Fotografía Foto Club Santa Fe, como también a Foto Cine Club Rafaela.
La entrega de premios se realizará, el día domingo 28 del corriente, en la Sociedad Italiana, a las 19:00. Invita a todos a participar del evento y apreciar los trabajos, especialmente las fotografías, que estarán expuestas a todo el público.

http://www.diariolaopinion.com.ar/Sitio/VerNoticia.aspx?s=0&i=68477
http://www.diariocastellanos.net/11750-Ganadores-del-Concurso-Literario-y-Fotografico-de-la-Familia-Trentina.note.aspx

jueves, 18 de octubre de 2012

Ida y vuelta hacia mi madre muerta (por Isidoro Blaisten)


Si es cierto mamá que estás tras los cristales
que florecen tus gestos por las altas glicinas
que susurra tu voz hablando en algún lado
que me miran tus ojos, varados como un barco
a estribor de la vida.

Si es cierto que estás yo quisiera llegarte:
trepando por el brillo de una estrella
o volando a gaviota de un suspiro
o montando a babucha de un enano con botas
o subido en las hojas que vuelan por otoño.
Yo quisiera llegarte y conversar contigo.

Decirte muchas cosas y no decirte nada:
"Que estoy bien de salud y que he crecido
que me dejo el bigote y tengo amigos
que fui audaz, tuve miedo y de a ratos escribo".

Yo quisiera llegarte y conversar contigo.
Decirte muchas cosas y no decirte nada:
decirte muchas cosas y cosas sin sentido:
"de contarte una historia que haga dormir las madres
de comprar la venganza en las casas de ramo
de formar un racimo con peces y con ciervos".

"De enhebrar un collar con caricias y manos
de anudar una cuerda con colas de ratones
de habitar una casa que sea pura ventana
de inventar un muñeco con piernas de lombrices
de tocar el tambor en la panza de la luna
de fundirte un anillo con plata de tus sienes
de poner algodón y guardarme las nubes".

Yo quisiera llegarte y conversar contigo.
Decirte muchas cosas y no decirte nada:
Ser un hueco en tu falda, un momento en tus manos,
un lugar despeinado en tus caricias,
un castigo ya cumplido en rus rincones.

Yo quisiera llegarte y no decirte nada.
Después decirte adiós, con un adiós sencillo.
Decirte luego adiós porque me esperan.
Me esperan sinsabores y una deuda. Alegría,
zapatos, tinta fresca.
Un portal con su beso y los gorriones.

Adiós mamá. Hasta pronto.
Trázame un sendero con tu voz
y una estela luminosa con tu gesto,
resérvame una gruta de ternura
y guárdame un lugar en tu regazo.

Yo llegaré hasta ti de cuando en cuando
a conversar contigo sentado en las estrellas.

Tomado del libro "Sucedió en la lluvia". Editorial Stilcograf, Buenos Aires, 1965.

 Isidoro Blaisten (Concordia, Entre Ríos. 1933- Buenos Aires 2004)
Poeta, ensayista y columnista de los principales medios gráficos del país, es, ante todo, uno de los más destacados cuentistas argentinos. Algunos de sus libros publicados son: Antíconferentias, Carroza y reina, Cerrado por melancolía y Al acecho.

Niña de la poesía (por María Isabel Galván Rocha)


Era un viento translucido en el azul del cielo,
la ventana, en vaivén, murmuraba en lo bajo,
la niña, aún no despertaba, soñaba el encanto
de las flores en la pradera, el jazmín y la rosa
eran prenda en su corazón, alma de querubín.

Ecos de melodía en el corazón de la poeta,
llevaba la niña en su sangre, metamorfosis
y capullo, que resguardaba en la oscura noche,
así, maduraba cada día el ardor íntimo
soñadora intrépida de palabra, oda y verso.

Cielo azul  en la nubosidad de lontananza,
en su sueño, una estrella iba tras la  bella niña,
pegasos en vuelo, eran corte de oro y blanco,
música solaz del trino de ruiseñor y cenzontle,
la campiña vestida de luces y misterio en la mañana.

Clamaba el arrebato nacido de su fuego interior,
la niña de la poesía llevaba en su seno;  inspiración
de Tagore y Neruda, el verso profano de Darío,
para ella, el camino era el tintero y su pluma azul,
la luz de Dios estaba en su memoria y razón.

Así la niña despertó, su mano llegó a la pluma,
cantó de su sueño una poesía,  celeste mirada
en el papel, sucinta alabanza de aquel navegar,
entretejía palabra celestial y el silencio, aromas
sin ficción, adivinaba así, el argumento de su pasión.

María Isabel Galván Rocha
México
Tercera Mención honrosa. Concurso de Limache, Chile.
 2012

miércoles, 17 de octubre de 2012

La ventana del cristal sombrío (de la autora)


Turbio se vuelve el cristal de la ventana,
cada vez más turbio y cada vez más sombrío,
la espera duele, lacera la carne,
la ventana lo sabe, su amado se ha ido.

La mujer se asoma, cual secuaz espía,
la cortina encubre sus ojos vacíos,
la mirada busca, en aquel paisaje
la imagen perdida de aquel que se ha ido.

Pero son iguales todas las jornadas,
iguales las aves, iguales los trinos,
el sol no se oculta, más tarda la luna
y hasta los silencios parecen los mismos.

La mujer detiene todos sus minutos
frente a la ventana del cristal sombrío,
la ausencia le muestra todos sus fragmentos,
dispersos, lejanos, lerdos y partidos.

Más tristes parecen los lánguidos sauces,
columpian sus hojas en constante ritmo,
desde la ventana aguarda el regreso
de aquel que ha dejado su jardín vacío.

Las musas le tejen mágicas historias,
afuera es de noche, ya duermen los lirios
las horas perennes esquivan relojes,
mudos compañeros, eternos testigos.

El día culmina, la mujer se aleja,
la cortina encubre su rostro abatido,
mañana, otra vez, volverá la espera
desde la ventana del cristal sombrío.

lunes, 8 de octubre de 2012

Saga de hierro - Tríptico (por Abel Edgardo Schaller )

1)
Agudo miriñaque entre los pastos
hiende las quietas soledades frías,
sobre designios de la geometría
monótono le cruje el duro trasto.

Como enhebrando pueblos en el vasto
y añoso mapa de las lejanías,
con negritud bufante engulle vías
por rumbos de durmientes y balasto.

Lleva una estrella temblorosa y sola,
una pequeña mota de rezago,
que parpadeando en su furgón de cola
señala la quietud del horizonte
cuando suspenso en un humito vago,
se funde entre las sombras y los montes.

2)
Resoplando entre los sigilos del alba,
venían por los campos, humedecidos por la extendida ingenuidad del trébol.
En el andén gregario comadreaban sus horas las sencillas esperas,
y era un contento ver las estaciones claras,
llenas de ásperas manos de trato delicado,
mujeres aferradas a cestos minuciosos,
niños que a puro niño corrían mariposas con redes de sonrisas,
algún viejo bichando desde un chala, anónimo de años,
perros vagabundos detrás de cualquier gesto
con una fidelidad muy parecida al hambre;
los descifrables, apacibles modos
de un regocijo que el pueblo hacía suyo                   
por obra y gracia de la soledad y de los mapas.

Después, en una diáspora de augurios y vapores,
la voz de la campana urgía los pañuelos.
Sobre el temblor overo de algún carro,
un par de adioses largos se sacaba despacio los abrojos.

3)
Hay que verlos allí, en medio de un páramo de olvido,
indefensos de solemnidad y herrumbres, los aceros reumáticos y solos.
Junto a galpones que esparcen silencios y oquedades, los han llevado a morir...
¿Qué de aquel bronce tañidor de andenes,
de vidrios empañados que juntaban ahíncos de mejillas?,
¿qué del pitido largo que agitaba los brazos con recomendaciones mudas?,
¿qué del asombro de los girasoles, del espanto sesgado de las liebres
ante sus correrías de humo y panaderos,
 y aquel raudo miriñaque desflorando las ofrecidas donosuras de los campos?

Hay que verlos allí, verificarles esa postración inútil,
la luna interpelándoles los lomos, o el sol a pique sobre los vestigios rancios.
Una campana ausente desala gorriones invisibles
y el tiempo los enyuya de tristeza y hastío.
Pesados de oscuridad sin culpas, los han llevado a morir...
yacientes  desinencias del óxido y del siglo.
Sobre los pueblos que albriciaban con su paso
se abate un desánimo de estrellas
y una orfandad sin párpados se ahonda en las miradas.

 Abel Edgardo Schaller nació y vive en Paraná. Es profesor nacional de educación física, egresado del INEF
Santa Fe en el año 1962, habiendo también realizado sus estudios de profesor nacional de música en la especialidad dirección coral en el Instituto Superior de Música de la Universidad Nacional del Litoral.
Ha participado en forma directa en la creación de 11 organismos corales en el país, al frente de uno de los cuales permanece como Director: el Coro de la Universidad Nacional de Entre Ríos.
Actualmente integra el Grupo Vocal "Melipal", y ha publicado un poemario "De fulgores y sepias" (Ediciones del Cle) 

viernes, 5 de octubre de 2012

Pistas para escribir (por distintos escritores)

 En febrero de 2010 y con motivo de la publicación de la nueva novela de Elmore Leonard, "Ten rules of writing", el suplemento semanal literario del periódico The Guardian hacía una serie de entrevistas a unos cuantos escritores de lengua inglesa, de estilos y de géneros muy diversos, y les pedía un consejo de escritura a cada uno de ellos. Estos son los consejos que dichos escritores ofrecieron a los lectores del periódico:

Ian Rankin: 
- Lee mucho y escribe mucho.
- No te rindas. 
- Encuentra una historia que merezca la pena contar. 
- Ten suerte y mantén tu suerte.

Roddy Doyle: 
- No pongas una foto de tu autor favorito en tu mesa. Sobre todo si es un suicida.
- Ponle un nombre a tu trabajo lo antes posible. Dickens sabía que Casa Desolada se iba a llamar Casa Desolada antes incluso de empezar a escribir.

Richard Ford: 
- Cásate con alquien que te quiera y que piense que ser escritor es una buena idea. 
- No leas las críticas. 
- No bebas y escribas a la vez. 

Joyce Carol Oates: 
- No trates de escribir para un lector ideal. Existe, pero está leyendo a otro. 
- Sé tú propio editor/crítico. Cercano, pero implacable.

Jonathan Franzen:
- Escribe en tercera persona a no ser que encuentres una voz en primera persona realmente especial. 
- Tienes que amar antes de poder ser despiadado.

Will Self:
- Lleva siempre una libreta contigo. La memoria a corto plazo sólo retiene información durante tres minutos: a no ser que lo escribas, perderás una idea para siempre

Neil Gaiman:
- Escribe. Pon una palabra y luego otra. Busca la palabra adecuada. Escribela.
- Arréglalo. Pero recuerda que tarde o temprano, antes de que alcance la perfección, tendrás que dejarlo y seguir adelante para escribir tu próxima obra.

Zadie Smith:
- Trata de leer tu trabajo como lo haría un extraño o como lo haría un enemigo.
- No trates de hacer romántica tu vocación. No hay una forma de vida de escritor. Lo que importa es lo que escribes. 
- Trabaja en un ordenador que no esté conectado a Internet.

P.D. James:
- Aumenta tu capacidad lingüística. Las palabras son la materia prima. Cuanto más grande sea tu vocabulario, más eficaz será tu escritura.

Helen Dunmore:
- Termina tu jornada de escritura cuando todavía tengas ganas de seguir escribiendo.
- Si lo que escribes no funciona, tíralo. Es sano y no debes sentir mala conciencia por los cadáveres de páginas que lo tenían todo excepto la vida que necesitaban.

Anne Enright:
- La mejor forma de escribir un libro es escribirlo. Un bolígrafo es útil, un ordenador también vale, pero sigue llenando la página en blanco de palabras.
- Sólo los malos escritores creen que su trabajo es realmente bueno. 
- Describir es difícil. Cualquier descripción es una opinión sobre el mundo. Busca un lugar desde el que mirar. 
- Diviértete.

FUENTE: "THE GUARDIAN" - Suplemente semanal literario- U.K. - Febrero 2010.

jueves, 4 de octubre de 2012

Niégome (por Marianela Puebla)


Niégome
a la noche solitaria,
al abrazo gélido,
a la muerte
que oscila en un péndulo,
incursiona,
intimida,
pasa rozando el dorso de mi espalda,
la tez de mis sueños
con sus alas tenebrosas,
amedrentando todo desafío.

Niégome
a la soledad inaudita del adiós,
al silencio penetrante
que envuelve sus palabras y convierte  a la lengua
en la víbora, lupus aniquilador.
A la mudez de espanto que queda
seguida del último beso no dado
y esconde al enloquecido llanto
en el laberinto sigiloso de la mente.