POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Rincones y Acuarelas I (Poesía) -2019- La Imprenta digital (Bs. As)

Rincones y Acuarelas II (Narrativa)- 2019- La Imprenta digital (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.

miércoles, 14 de febrero de 2024

"Todo" (de la autora)

 Asoma, indiscreta, la mañana,

y te encuentro a mi lado,

y es suficiente

sentir el roce de tu cuerpo cerca,

tu respiración serena,

tu compás acostumbrado.      

Asoma la luz en las rendijas,

y tus ojos cerrados

resisten el fulgor del alba

que irrumpe

sin permiso, en los espacios.

Ya en el andar de la jornada

el misterio se afianza,

y  todo toma sentido

y se vuelve liviano,

con tu mirada auténtica

en medio de las sombras,

y el marchar decidido de tus pasos.

Todo tiene que ver

con lo que quiero,

y es tan sencillo y verdadero,

tan vital y necesario,

que a veces, no lo creo

-como dice Mario*-

Y al final del día,

habré de repasar esos instantes plenos,

fundamentales,

y concluir

que no hay error posible,

con tu presencia fuerte

en mis sitios cotidianos,

porque todo tiene que ver

con lo que quiero,

con la tarea de vivir,

que es menos dura,

si te tengo a mi lado.

 

*Mario Benedetti, en su poema “Todavía

Publicado en el libro "Rincones y Acuarelas I"- La Imprenta Digital- Bs. As 2019


martes, 13 de febrero de 2024

Carta a Julia, en un día de lluvia de febrero

                                                                  Febrero 2024

Querida Julia:                                                                                            

                        ¿Cómo perder esos momentos que nos regala la vida? Ayer hicimos barquitos de papel. Llovió todo el día y la calle se llenó de agua. Estábamos en las sierras y allí, las calles se convierten en ríos urbanos que arrastran lo que el cielo descarga en las montañas. Entonces, buscamos unas revistas viejas, y las doblamos hasta lograr la forma deseada de un barquito mágico que, con la complicidad de la pendiente, llegaría al océano y quizás, a alguna isla desconocida. Cruzamos la calle y nos agachamos en el cordón de la vereda, por donde la corriente de agua dejaba una profundidad adecuada para que nuestro vehículo acuático transitara. Enseguida empezó a deslizarse y a alejarse cuesta abajo. Debimos ayudarlo a sortear algunos obstáculos que normalmente no están en los ríos, como las ruedas de los autos estacionados, pero luego volvió a tomar velocidad hasta alcanzar la esquina y perderse. Lo seguimos con la vista hasta que pudimos, y se llevó nuestra tarde lluviosa de verano...

                          Y como diría Serrat: “son aquellas pequeñas cosas, que nos deja un tiempo de rosas…”





domingo, 4 de febrero de 2024

"Tu tierra" (de la autora)

                                                                     A Pablo Neruda

Tu tierra me recuerda

una fina serpiente que escapa del planeta,

y entre tus papiros se escurre, desborda,

cae al mar abrupto,

en las frías aguas de costas eternas,

surcan las gaviotas

entre los renglones, buscando tus odas,

desde Arica, donde el sol escalda,

hasta Punta Arenas,

deambulando libres, con un canto al pico,

se adueñan del cielo, de “tus versos tristes”,

derramando coplas por la Cordillera.

Las llagas supuran,

las heridas brotan, por las grietas térreas,

pero aquel murmullo de tu rima blanca,

pincela y arrulla, pregona y modela,

con recados simples, libres y desnudos,

y voces serenas.

Anduviste Pablo, por esos caminos,

con tu prosa a cuestas,

prodigaste tanta palabra,

que tu voz fue manantial y fue herramienta,

fue compañía, protección y sombra,

fue arma empuñada,

bebida que sacia,

y pan en la mesa,

regalaste luces,

al rey aburrido,

a la amante ansiosa,

al rebelde en lucha,

al hombre en su faena.

Anduviste Pablo,

tanto por tu tierra,

que a ella volviste

sembrando tu oda

indestructible y férrea.



Publicado en “Rincones y Acuarelas I”

La Imprenta Digital- Buenos Aires- 2019

lunes, 4 de diciembre de 2023

Carta a Julia, que un día se convirtió en ardilla

 Noviembre 2023.

Querida Julia:

                          Hace un par de días terminaste tu primer año del Jardín; primera experiencia de aprendizaje con tus pares, donde todo es observación y descubrimiento. Mucho miedo al principio; es entendible. Te frenabas en la entrada y te abrazabas a mamá o a papá, no queriendo despegarte de ese lugar, donde todo es seguro y protegido. Te cuento que nos pasa también a los adultos, cuando nos encontramos con situaciones nuevas e impredecibles; no somos inmunes a ello. Y te pasará cuando seas tan grande como ellos; pero son primeras impresiones que nos enseñan muchas cosas.

     Luego, te adaptaste perfectamente, incorporando valores de convivencia, tolerancia y aceptación que podrás aplicar más adelante con cada pasito que des. Lo que hacés en el Jardín, está reflejado en esta poesía que escribí hace un tiempo, y que quiero que guardes en esta carta:

    

Entre grafismos y letras,

entre cuentos y canciones,

entretejemos un sueño

con lápices y crayones.

Aprendemos convivencia,

jugamos con emociones

moldeamos con plastilina

nuestros propios corazones,

realizamos un collage

con distintos materiales

con un poquito de sol

y con aromas de azahares.

Honramos nuestra bandera

cantándole fuerte y alto

para que escuchen los duendes

que andan, por ahí, jugando,

y sembramos semillitas

de energía y de esperanza

para que broten los sueños

donde los sueños no alcanzan.

Los títeres son amigos

que nos toman de la mano

para llevarnos a un mundo

con ilusiones de plástico.

Con bloques y con objetos

armamos grandes ciudades

donde no existe el rencor

y andan gnomos por las calles,

y recortamos estrellas

de un cielo azul de algodón,

armamos rompecabezas

con pedacitos de amor.

Entre témperas y masa,

con tizas y con fibrones,

dibujamos en el aire

pensamientos de colores,

y al final, nos llevaremos

nuestros bolsillos repletos

de trozos de fantasía

y de rodajas de sueños.

 

     Y ya sobre el final del año, te tocó hacer tu primera presentación en público; algo que también inhibe a los adultos. Sin embargo, con tu carita pintada, tu gigantesca cola y tus orejitas de peluche, te deslizaste por el patio cumpliendo con la consigna indicada, al compás de las palmas de ese primer público que te observaba y alentaba, como a todos los otros bichitos y animalitos de tu tamaño que invadieron los rincones.

  Disfrutamos mucho del espectáculo, que también es una prueba para la vida.


   

viernes, 10 de noviembre de 2023

Carta a Julia, que conoció a Messi

 

Octubre 2023

Querida Julia:

                       Hace un par de semanas, con sólo dos añitos, fuiste a la cancha de River a ver a Argentina. Es muy difícil explicarte qué hacía tanta gente junta mirando y gritando todos por lo mismo. Tus ojos no alcanzaban abarcar esa inmensidad de masa humana sin distinciones políticas ni religiosas; sin intención alguna de molestar al otro. Sé que eso no lo entendés por ahora, pero creeme, es muy difícil ponerse de acuerdo en un montón de cosas.

     Pero seguro sentiste esa energía de unión en tu pequeño cuerpito; seguro te llenó el alma y los sentidos; seguro te deslumbró. No querías perderte nada. Tus manitas aplaudían para participar de ese festejo, que parecía un cumpleaños gigante, y tu vocecita coreaba tus primeras palabras que marcan un sentimiento de amor a tu país: “Ar-gen- tina, Ar-gen-tina”, “Mee-si, Mee-si”.  No podemos saber lo que piensas, pero tu mirada, tan trasparente, refleja preguntas que se disparan en tu mente, observando esos veintidós hombres que corren en la cancha detrás de una pelota.

Por eso te regalamos la camiseta, para que la sientas sobre tu pecho; para que te la quieras poner con orgullo. Aunque el hecho de ponerse la camiseta tenga un sentido mucho más profundo.

     Ojalá puedas emocionarte cada vez que la lleves, defenderla, portarla, representarla siempre…