POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


jueves, 15 de agosto de 2013

El gol (por Eduardo Galeano)




El gol es el orgasmo del fútbol. Como el orgasmo, el gol es cada vez menos frecuente en la vida moderna. Hace medio siglo, era raro que un partido terminara sin goles: 0 a 0, dos bocas abiertas, dos bostezos. Ahora, los once jugadores se pasan todo el partido colgados del travesaño, dedicados a evitar los goles y sin tiempo para hacerlos. El entusiasmo que se desata cada vez que la bala blanca sacude la red puede parecer misterio o locura, pero hay que tener en cuenta que el milagro se da poco. El gol, aunque sea un golcito, resulta siempre gooooooooooooooooooooooool en la garganta de los relatores de radio, un do de pecho capaz de dejar a Caruso mudo para siempre, y la multitud delira y el estadio se olvida de que es de cemento y se desprende de la tierra y se va al aire.

4 comentarios:

Olaya Mac-Clure dijo...

Dar un gol a la corrupción, es como dar un gol en el arco.
Galeano en mi corazón.
Besos y abrazos

FERNANDO CARDONA dijo...

ES QUE ASI COMO LOS POLITIQUEROS DEL MUNDP SE OCUPAN A DIARIO, NO DE CREAR CONDICIONES DE VIDA DECENTES PARA LAS COMUNIDADES, SINO DE MANTENERSE EN EL PODER, INCREMENTANDO SUS RIQUEZAS, A COSTA DEL SUDOR Y LA SANGRE DEL PUEBLO TRABAJADOR, ASI, LOS FURTBOLISTAS DE HOY, VAN A LOS ESTADIOS, A JUGAR LOS PARTIDOS, Y NO A BRINDARLE AL PUBLICO EL ESPECTACULO TAN ANHELADO DEL GOOOOOOOOOLLLLLLLLLLLLLLL, SINO A CONVERTIRSE TODOS EN PORTEROS, QUE NO JUEGAN, COMO SI JUGABA HIGUITA SIENDO ARQUERO, SI NO A EVITAR LOS GOLES DEL OPONENTE, Y EL PUBLICO, LA HINCHADA, QUE COMOA MIERDA CARAJO

Anónimo dijo...

Admiro a Eduardo Galeano y a Gabriel Garcia Marquez por ser esos geniales escritores y periodista que son, sin embargo no se les puede perdonar a uno y a otro que se puede estar politicamente de alguna forma de acuerdo con alguna tendencia politica, pero el escritor no puede ser si es de izquierda o de derecha parcialista ciegamente de la parte en donde milita y hacer caso omiso de los grandes defectos en que incurren los defensores de su tendencia; el capitalismo, el imperialismo, la sociedad de consumo, es defectuosa, eso es harto conocido, pero por qué esos como Galeano, Marquez, y otros que no recuerdo quieren demostrar que la izquierda es la solucion a los problemas, que la distribucion universal debe hacerse basado en el concepto de la democracia que tienen los de la izquierda contempo-ranea, vasta de demostrar que el sueño de la igualdad viene en manos de los que han pregonado durante años que defienden los intereses de los más humildes, solo bastase leer la historia de la revolucion hatiana contada literariamente en el Reino de este Mundo del escritor cubano Alejo Carpentier; ese el final de las revoluciones socia-les; no hay que teorizar más sobre la bella palabra de revolucion, la practica lo demuestra: Rusia, Francia en manos de Robespierre y Marat, la revo-lucion cubana, la susodicha revolucion bolivariana de Chavez en Venezuela; sé que por este escrito voy a tener muchos críticos defensores de las teorias, pero reviertanse a la practica y no a los sueños.

Gracias mi nombre es Domingo Hernandez

Olaya Mac-Clure dijo...

Soy Águila; Soy Cóndor; Soy Manantial de Agua Viva; Soy el Mar que baña las costas de TODOS los Continentes del Mundo; Soy Viento que recorre los Bosques inundados de Pájaros Silvestres; Soy Luz que asoma su Nariz con sus hilos de Plata al pensamiento y emociones de Libertad de Ser de Existir en esta Tierra Amada de Dios; Soy el que Soy:

Desde las Altas Cumbres de las Montañas; desde las Nubes de Luz y Esperanza; desde el Cielo de la Atmósfera de Amor y Paz entre los hombres y mujeres de este Planeta les Digo:

¡DETÉNGANSE! en su loca carrera tras el CAOS MALDITO, tras la inmundicia que corroe el alma de l@s más incaut@s que dirigen sus pasos en dirección a la NADA; en dirección a NINGUNA PARTE; al precipicio de lo asqueroso; de lo fétido; del hediondo alcantarillado repleto de paja molida; de humo carbón; que es sólo el vómito de la chimenea de dracularepugnante con su hedor ruin desparramando crueldad hacia la humanidad.

NO necesitamos más muertes, ni muertos, lo que necesitamos son VALIENTES que se ATREVAN a tomar por la solapa a estos mosc@s cibernétic@s, y l@s manden a freir chupacabras disecadas al: ¡Nunca Jamás Te Dije!

Lo que necesitamos es URGENTE PAZ entre los Pueblos para SER FELICES y VIVIR CONTENT@S con nuestr@s hij@s, niet@s, mamás, papás, abuelit@s.

Darnos cuenta que nuestra mirada debe estar dirigida hacia Jesús de Nazareth y Amar a Dios por sobre todas las cosas que existen en este mundo.

Detén tus pasos equivocados y mírame a los Ojos: Soy Tu Padre el que te Creó, el que está Aquí y Ahora junto a Ti hablándole a tu Corazón de Amor.

Destapa tu vista de la ceguera más inaudita que está aniquilando tu Ser de Vida, que te está llevando al Caos de la Muerte; muerte de por muerte, en los subterráneos de la avaricia más inaudita y mentirosa: la cloaca de la NO existencia por siempre NUNCA; en la muerte moribunda de los idiotas, donde sólo tendrán acceso a la NADA MISMA; a la crueldad que ellos mismos se fabricaron aquí en la Tierra, para instaurar el mal de dráculasperversos con cachos escalofriantes, tragedia ineludible para los porfiados satanases del imperio adorador de la crueldad y de la corrupción más degradante y asquerosa.
Señor Jesús, derrama Tu Amor por la Humanidad, y que el Espíritu Santo llene de Sabiduría los corazones y los pensamientos de quienes Te Aman; para que descubran en Ti la Salida a la atrocidad de este Tenebroso Laberinto, que sólo nos conduce a la extinción de nuestra existencia.
Amén.