POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


viernes, 12 de mayo de 2017

TEATRO. "LA NOCHE A CUALQUIER HORA"- de Patricia Díaz Bialet

Una historia de amor y desamor
Todos los Domingos a las 19 hs.
CENTRO CULTURAL DE LA COOPERACIÓN (CCC)
Av. Corrientes 1543
BUENOS AIRES (Argentina)
 



Con:  ANA MARÍA CORES - FLORENCIA CARRERAS Y GUSTAVO PARDI
Dirección: MARIANO DOSSENA
La noche a cualquier hora es una historia de amor y desamor protagonizada por un hombre y dos mujeres.
El amor, la atracción, el sexo, el erotismo, lo femenino y lo masculino serán  los principales abordajes de este relato en donde cada palabra toma una dimensión reveladora.
¿Los amores transcurridos ocupan un lugar esencial en el presente? ¿Se revive la intensidad de la pasión con sólo recordarla? ¿Puede la atracción pasada pervivir en el presente? ¿Pueden las pasiones presentes modificar el pasado?
Una historia, un triángulo, dos amores.

La noche a cualquier hora es una obra de teatro de Patricia Díaz Bialet basada en sus libros  "La Que Va", "Agualava" y "El Hombre del Sombrero Azul". La selección y adaptación de los textos estuvo a cargo de Mariano Dossena y Gustavo Pardi.

 PATRICIA DÍAZ BIALET:  Su biografía  AQUÍ: 

BIOGRAFIADELOSAUTORES: PATRICIA DÍAZ BIALET


 

jueves, 11 de mayo de 2017

EXTRACTOS DE LIBROS- Hoy: "Papeles en el viento" (de Eduardo Sacheri)

"Las dos palabras del Mono barrieron con todas las demás y se instalaron, atroces y simples, ocupando todo el espacio alrededor. El mozo, ahora que habían dejado de convocarlo, se aproximó dócil y dispuesto a levantar el pedido. El Mono pidió dos cafés, pero Fernando ni siquiera lo notó. Le habían quitado el mundo de debajo de los pies, los objetos, los sonidos.".... "Fernando iba a recordar mil veces esa conversación. Evocaría las palabras de los dos. Lo que fue pensando. Lo que fue temiendo. Pero no se acordaría del esfuerzo sobrehumano que hizo por no llorar. Una estupidez. Un ahínco inútil. Pero buena parte de su intención y su energía estaba puesta en que no se le escapara una lágrima."