POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


lunes, 15 de febrero de 2016

Romance de un pescador y una serrana (Henry Kronfle)



Era el alba hecha mujer.
Era una flor muy temprana
con un aroma de sierra;
toda tersa, toda intacta,
cuando descendió hasta el puerto
donde era casa mi barca.
Ella, al fin, conoció el mar
–su sueño desde la infancia–
y yo un verdadero cielo
en la luz de su mirada.
Me habló de su abrupta senda
y retornó a su cabaña.
Y su candor de capullo
quedó eternizado en mi alma.
¡Cómo pescarla en mis redes
si era su mar las montañas!
¡Cómo vencer, de mi anhelo,
el aguaje y la resaca!
Sediento, en mi fantasía,
bebí del mar toda el agua,
y embriagado de recuerdos
abandoné red y barca.
Tomé otra red invisible
tejida por mi esperanza,
sin principio y sin final,
y la eché sobre mi espalda.
¡Ah, mi luna marinera
de sal, de espuma y de playa,
poco a poco en el camino
se fue volviendo serrana!
Vapores de ebullición
le dieron forma a mi estampa
y ascendió en la ingravidez
mi paso de nube y alas,
hasta encontrarse en la cima
mi pasión y su cabaña.
Al aire tiré mi red
–que fue un abanico de ansias–
y se envolvió en su cintura,
y se enredó en su mirada;
y mostró aquel pececillo
su limpidez de montaña,
de páramos y de nieve
que jamás se vio pisada,
de oxígeno enrarecido.
¡Así de pura y de casta!
¡Nunca una espada sin filo
calzó tan bien en su vaina!
Atrás quedaron los muros.
Y de esa senda estrenada
aprendí, por sus contornos,
que adquieren forma las almas;
que se encienden como leña
más allá de las entrañas;
que el infierno es frío, es hielo;
que el cielo es calor y es llama.
¡Bendito aquel fuego eterno
que ha incendiado nuestras almas!
¡Que en él se quemen mis redes
y se incinere mi barca!
¡Ya mi proa echó cadenas
para anclar en sus entrañas!


* Henry Kronfle (Guayaquil; 1932 – 2010)
25 poemas en la Mitad del Mundo”, “Los sonetos de las definiciones”, “Vibraciones del alma”, “Entre el tiempo, el espacio y el amor”, “Más allá de mi voz”, “Transparencias”, “Con el alma en el rostro”, “Del silencio a la palabra”, “A los 4 vientos”, son testimonio parcial de su prolífica obra que lo hizo acreedor de homenajes y condecoraciones de academias de México, Argentina, Italia, Panamá, Perú y otras naciones amigas.