POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


viernes, 24 de febrero de 2012

Origen del Carnaval

Carnaval de Venecia
La celebración del Carnaval tiene su origen en fiestas paganas como las que se hacían en honor a Baco, Dios del vino, las saturnalias en honor a Saturno, Dios de la siembra y las cosechas, y las lupercalias romanas, en honor al Dios Pan, así como las que se realizaban en honor del buey Apis en Egipto.
La palabra “carnaval” parece provenir de “carrus navalis” (carro naval) que llamaban los romanos al barco sobre ruedas que transportaba en las bacanales, a modo de carroza, al sacerdote de Baco.
Al principio de la Edad Media la iglesia católica propuso una etimología de carnaval, que supuestamente viene del latín vulgar carnem-levare o carnelevarium, que significaba “abandonar la carne”, lo cual, era la prescripción obligatoria para todo el pueblo durante todos los viernes de Cuaresma.
El Carnaval se celebra generalmente en países con tradición cristiana. En muchos lugares se celebra durante tres días, llamándose fiestas carnestolendas, y son los tres días anteriores al Miércoles de Ceniza, que es el día en que comienza la cuaresma en el Calendario Cristiano. De esta manera, el pueblo celebra y se prepara durante tres días comiendo, bebiendo y bailando antes de ese período de abstinencia que sugiere la cuaresma.
El pueblo, que por naturaleza no aguanta por mucho tiempo las reglas y prohibiciones, convirtió este "abandono de la carne" en un “culto a la carne”, creando así, uno de los eventos más refrescantes y catárticos que puede experimentar el ser humano, al disfrazarse, asumir otras personalidades o enmascararse.
Esta “locura” comunal, en donde podemos experimentar la trasgresión de las normas establecidas, el protagonismo de la burla, la sátira, el desenfreno y la promiscuidad, nos hace dudar a algunos, acerca de cual debería ser nuestro estado natural de comportamiento en sociedad.

No hay comentarios: