POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


jueves, 28 de febrero de 2013

Extractos de "La loca de la casa" (de Rosa Montero)-I PARTE



Rosa Montero nació en Madrid y estudió Periodismo y Psicología mientras colaboraba con grupos de teatro
independiente como Tábano y Canon. Ha publicado en diversos medios de comunicación y desde 1976
trabaja en exclusiva para “El País”. 
En “La loca de la casa”, uno de sus últimos libros, la propia Rosa narra en primera persona a través de su
mente y de sus recuerdos, ya sean verdaderos o no, multitud de historias, casos, citas y ejemplos sobre
obras, escritores e incluso vivencias personales.
La autora abarca diversos géneros, es una combinación entre autobiografía, ensayo y novela en una misma
obra. “La imaginación es la loca de la casa”, es la cita de Santa Teresa de Jesús, de dónde ha tomado
Montero el título de su libro, por ello tratará como tema central en toda su obra: la imaginación.
Montero plantea una reflexión  y a partir de ahí expone su punto de vista apoyándose en la vida o las
opiniones de diferentes autores, como Capote, Goethe, Kipling, Tolstoi.
He aquí algunos extractos de su obra:


·        La narrativa es el arte primordial de los humanos. Para ser tenemos que narrarnos y en ese cuento de nosotros mismos hay muchísimo cuento: nos mentimos, nos imaginamos, nos engañamos. Nos inventamos nuestros recuerdos que es igual a decir que nos inventamos a nosotros mismos, porque nuestra identidad reside en la memoria, en el relato de nuestra biografía. Somos los autores de una única novela cuya escritura nos lleva toda la existencia y en la que nos reservamos el papel protagonista. Se escribe dentro de la cabeza. Uno se escribe siempre. Al recordar, se escribe. (Pág.11)
·        Escribir novelas es lo más parecido a una pasión amorosa. Todo el día estás pensando en ella. Con la diferencia de que la aventura no necesita la colaboración de otra persona. (Pág. 12)
·        En el momento de gracia de la creación de un libro, te sientes tan impregnado por la vida de esas criaturas imaginarias que para ti no existe el tiempo. Eres eterno mientras inventas historias. Uno escribe siempre contra la muerte. (Pág.13)
·        El escritor es un ser que no llega a hacerse adulto (Martin Amis) (Pág. 18)
·        Un novelista es un hombre que oye voces, lo cual lo asemeja con un demente.
·        El novelista tiene el privilegio de seguir siendo niño, de poder ser un loco, de mantener contacto con lo informe. (Amis)
·        Escribir es estar habitado por un revoltijo de fantasías. La realidad interior se multiplica con el apoyo en “y si…” (Pág. 21)
·        Muchos escritores se quedan prendidos y prendados de la imagen de una persona a la que apenas si han visto unos instantes. Carson Mc Cullers llamaba iluminaciones a esos espasmos premonitorios de aquello que aún no sabes, pero que ya se agolpa en los bordes de tu conciencia en lo que se gestará la novela. (Pág. 23)

·        Las novelas como los sueños nacen de un territorio profundo y movedizo que está más allá de las palabras. Y en ese mundo saturnal y subterráneo reina la fantasía.
·        Los narradores somos seres más disociados o tal vez más conscientes de la disociación que los demás. Sabemos que dentro de nosotros somos muchos. Ser novelista te permite no sólo vivir otras vidas, sino además inventártelas. (Pág. 29)
·        Las novelas nacen de un algo ínfimo, una emoción, un rostro entrevisto en una calle, una palabra…
·        El pensamiento racional y la consciencia del yo destrozan la creatividad que es una fuerza que debe fluir tan libre como el agua y abrir sus propios caminos, sin que en ello intervengan el conocimiento ni la voluntad. (Pág. 50) 



No hay comentarios: