POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


viernes, 15 de septiembre de 2017

Entrega de premios Concurso Literario Barracas al Sud- Tema: "Argentina mi país"- Avellaneda (Buenos Aires) - Poema premiado de la autora.




En su 14º edición del concurso de cuento y poesía, la temática fue “Argentina mi país”.
El intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, encabezó el 12 de septiembre la entrega de reconocimientos y premios a los escritores que participaron del certamen literario “Barracas al Sud” en los géneros cuento y poesía.

"Andando las provincias", una serie de tres poesías de la autora, fue elegida como 2º Premio.
ANDANDO LAS PROVINCIAS 
CATARATAS, MAGIA NATURAL
Como un tajo en la tierra,
una herida sangrante de caudales,
se desploman las aguas turbulentas
irrumpiendo de repente en el paisaje.
Un despliegue de saltos y balcones
engalana la línea de frontera
y derrama añiles y lechosos 
empapando el verdor y la floresta. 
El abismo nebuloso y brusco
adultera el fondo de la grieta,
y el eterno rugir de la Garganta
desparrama un hechizo con su fuerza
y confuso, aparece de improviso,
un arco iris que en sus aguas se refleja.
De lejos, se percibe como un trueno,
el sonoro bramar de las cascadas,
que rompen, rebotan, se despeñan
en medio de la fronda, refugio de la fauna
que en sus márgenes descansa.
Será el río que acarree mansamente
ese líquido que ya nunca regresa,
que deleita y seduce los sentidos
con su magia natural y con su fuerza.         
       
PARA PINTARTE, SALTA
Para pintarte, Salta, con palabras,
brota este verso improvisado
que se escapa  por los cerros,
que se sube al viento,
y termina en una zamba entre los labios.
Te observo con todos los sentidos,
y me sorprendo a cada paso.
Un tren que trepa por las nubes
se enlaza con el sol y se vuelve liviano,
como montando los Andes sin permiso,
como rodeando a la Puna en un abrazo.
Se agita un poncho en cada baile
y resuenan tus cantores en las carpas
pintando tus encantos,
en Iruya, Orán o Cafayate,
o entre los corsos de harina y nieve,
donde aparece de improviso un diablo
con sus cuernos y colores vivos,
entre serpentinas y papel picado.
En agosto se eleva una oración
en un culto a la cosecha y al trabajo,
la ceremonia de la Pachamama,
a la Madre Tierra, ritual sagrado.
Y es en Septiembre que llega el peregrino
con un voto de fe entre sus manos,
y entre claveles y repique de campanas
la procesión gana la calle,
escoltando al Señor y a la Virgen del Milagro.
Es por eso, este verso, una plegaria,
una especie de canción
que se adormece cuando llega el ocaso,
y despierta luego en los copleros,
que entre cajas, sicus y guitarras
dibujan una huella con su canto
en honor a las deidades de la tierra,
a la lucha eterna de los gauchos,
y a aquellos pueblos ancestrales
que fueron los dueños del paisaje
para tornarlo esplendoroso y mágico.

RÍO PARANÁ
Llevas grabado en tu nombre un vínculo con el mar,
cuando en la lengua aborigen te llamaron Paraná.
En tu cauce se refleja la memoria de tus razas,
que delinearon la historia, indígenas y jesuitas,
pioneros y fundadores, linajes de tus barrancas.
Sobre las costas desnudas danzan tus lenguas de agua
y tus rincones dormidos despiertan en la mañana,
los estuarios y riachos serpentean y se escapan
como quebrando la tierra en caprichosas figuras
con cicatrices mojadas,
que desgastan y bosquejan, que bordean y demarcan,
y como pintor en su lienzo dejan matices y manchas.
Entre tus giros y curvas surgen heridas abiertas
por las tierras anegadas, y fluye el dolor salado
mezclándose en tu caudal, donde cayeron las lágrimas.
Pero el hombre te perdona, te enaltece y te engalana.
El sol se hunde a lo lejos y prevalecen las sombras  
de pescadores y puertos, y de un puente que te cruza
irrumpiendo en el paisaje como colgado del cielo,
un atardecer espejas con sus ocres y naranjas,
cual si fueras un espejo, y una balsa te atraviesa
y va dejando una huella como si fuera un sendero,
como grabando en el agua los ritos y las leyendas
de los poblados costeros.
Y el hombre, fiel en tu orilla
celebrando tus ofrendas cotidianas,
la eterna sinfonía de tus aves, el aroma de tus costas
y el susurro permanente de tus aguas.

NOMINA DE GANADORES DEL PREMIO BARRACAS AL SUD ...

La Comuna reconoció a los participantes del certamen literario ...



No hay comentarios: