POESÍA. NARRATIVA. INFORMACIÓN LITERARIA. CONCURSOS. AUTORES CLÁSICOS Y NÓVELES

Autora del Blog:
BEATRIZ CHIABRERA DE MARCHISONE


Puedes pedir los libros de la autora al mail: beamarchisone@gmail.com (envíos a todo el país)

LIBROS PUBLICADOS POR LA AUTORA
(poesía y narrativa)
"DE LOS HIJOS" (2014)- Ediciones Mis Escritos (Bs. As.)

Los encontrarás:
En Rafaela (Santa Fe): en Librerías "EL SABER", "PAIDEIA" y "FABER".
En San Francisco (Córdoba): en Librería "COLLINO"
y en otras librerías del país.


martes, 27 de marzo de 2018

La Plaza (De la autora)

Es una tarde apacible de otoño y salgo a la plaza a hacer algo de ejercicio. El atardecer es inminente y todos se disponen a terminar el día. El circuito que rodea el espacio verde se va poblando de caminantes, ciclistas y corredores. Para algunos, es el momento de la relajación, para “aflojar” las tensiones diarias; para otros, es el fin de la jornada laboral.

     Una pareja joven, con su bebé en cochecito, se acerca al castillo donde el pequeño puede trepar, deslizarse y escabullirse por los puentecitos. Eso permitirá que su temprana imaginación comience a funcionar y sus capacidades motrices se estimulen jugando. Los orgullosos padres lo disfrutan, quizás ellos también pasaron por los juegos cuando eran pequeños, con sus propios padres observándolos. Entonces recuerdo mi niñez en la calesita y la plancha que aún están, a las que luego he traído a mis hijos.
      En otro sector, se escucha el bullicio de un grupo de niños jugando en las hamacas y montando los caballitos de tambores, desde donde simulan ser vaqueros persiguiendo villanos. Dos mujeres aprovechan la caminata para contarse las últimas novedades, pedirse consejos, pasarse recetas, y así distraerse de la rutina. Otra mujer camina sola, interactuando con su celular, del que, aparentemente no puede desprenderse; mientras otra completa la segunda vuelta a la bicisenda, acompañada por la música que sale de sus auriculares. Un grupo de adolescentes se detiene en la pérgola, donde improvisan una reunión que no durará mucho, porque el sol ya se está ocultando.  El ir y venir de las bicicletas que atraviesan la plaza delata el cierre del comercio; se van bajando las persianas, cerrando las puertas, apagando las luces; los niños y la pareja con el bebé volverán a su casa; las mujeres culminarán un par de vueltas y de a poco, la plaza se irá despejando. Yo también regreso.
   Las luces de las farolas se encienden tímidas, y la luna se inmiscuye clandestina entre las largas ramas de las tipas, que comienzan a proyectar su sombra centenaria. El día está llegando a su fin, y mi pueblo se apronta a descansar.          

No hay comentarios: